IKER ZUÑIGA

IKER ZUÑIGA

NOMBRE: IKER ZUÑIGA

INICIO: SIEMPRE

LUGAR: DONOSTIA

    ¡HOLA! Soy Iker y esta es mi historia...

No hay un día concreto en el que empezara con la fotografía y tampoco un por qué, quiero decir ¿acaso no sacamos fotos antes de comprar un cámara? No desde el teléfono, no va de eso. Todos almacenamos momentos en recuerdos y somos capaces de recordar detalles que ni siquiera una fotografía puede expresar, ahí ya tienes una foto. Aquellas cosas que no se ven pero… joder las puedes recordar como si las… ¿hubieras vivido? 

Entonces, ¿por qué fotografío? Pues no sé, bueno, si sé, pero no lo puedo asegurar. Para mí tener una cámara en la mano supone estar atento a los detalles que habitualmente pasan desapercibidos. Es un ejercicio mental que me permite conocer lo que el entorno no verbaliza. Y eso es la hostia! Es más, ninguna de mis fotos es mi mejor foto, las mejores fotos ni siquiera me da tiempo a sacarlas e incluso hay veces que prefiero no hacerla. 

Recuerdo una vez estar mirando las ultimas vueltas que daba el carrusel de Donostia por la noche, acompañando a un compañero con su cámara. Había un señor y una señora de unos 50 años montados en los caballos, mirándose y riéndose mientras subían y bajaban. Mientras tanto en el caballo de atrás estaba lo que parecía ser una versión antigua de la chica que iba delante. Intuimos que era su madre pero es solo una intuición. Ella no hacia nada, simplemente subía y bajaba, dejando que ambos se divirtieran. No tenía mi cámara en ese momento, pero, dios mío, habría pagado lo que fuera por tenerla, ponerme delante de ellos y fotografiar a la chica de atrás entre los rostros de la pareja. Ya tenía la foto en mi cabeza. En lugar de frustrarme me quedé mirando. Si hubiera tenido mi cámara en la mano, hoy veríais una foto en lugar de imaginaros esta bonita historia.

Cerrando esta pequeña introducción, para mi la fotografía es la atención a los detalles que pasan desapercibidos que después me invitan a reflexionar.