"Leku Oinkatuak" La ruta de la Diáspora Vasca en EEUU - Eneko Tuduri

Eneko Tuduri

Leku-oinkatuak (lugares "hollados") es el trabajo de Eneko Tuduri, un fotógrafo con una clara atracción por su cultura natal: la "euskalduna". 

A Eneko lo conocí en el segundo evento de The Gartener. Fue, una vez más, una amiga en común quien nos presentó ese día. Pronto Eneko me mostró su interés y aprecio por este jóven proyecto y no tuve otra opción que darle las gracias. ¿¡Qué menos!? Me habló de su pasión por la fotografía y de la ruta en el que recorrió America del Oeste en busca de signos que lo conectaran con nuestra tierra.  

Sus fotografías se derivan en el resultado de la búsqueda en el que se demuestra claramente la gran influencia que la cultura vasca ha tenido allá donde ha tocado suelo.

 Jordan Valley, Oregon.

Jordan Valley, Oregon.

  Buenos tardes Eneko, siento llegar tarde. Espero que no hayas estado mucho rato solo. Pero bueno, cuéntame ¿cuándo y cómo empezaste con la fotografía? 

En realidad, empecé a los 17-18 años a tomar en serio este mundo. Mi padre hizo cine y las analógicas en casa la verdad que no faltaron. Es por ello que me decanté por los estudios sobre fotografía, por ello y porque no tengo mano para dibujar. Al final compaginé la fotografía con historia del arte. 

  ¿Qué te inspira?

Contar historias. 

  Háblanos de tu proyecto en EEUU. 

Hice mi Global Training en Idaho (EEUU). Sabía que hubieron muchos vascos que emigraron a este país en busca de oportunidades. 

Lo más fácil para ellos fue centrarse en la economía del pasto, cuidando ovejas. Atravesaban el océano y como necesidad de trabajo se metían a pastor. Ser vasco ayudaba en este oficio. De repente se encontraban con 2000 ovejas, un perro y nueve meses solos por el desierto a sus anchas. Además, no sabían muchos idiomas. Algunos Euskara y algo de castellano o francés. 

Los vizcaínos se quedaron en zonas como Nevada, Oregón e Idaho, mientras que los de Iparralde se asentaron mayormente en California. 

Incluso  hubieron quienes pasaban de pastar ovejas  a la siguiente generación a montar casinos.

Con ganas de explorar este suceso, aproveché para hacer un viaje desde Idaho hasta California, en el que pude encontrar multitud de símbolos vascos mezclados con los propios locales.

"Los vascos tuvieron una gran influencia y mi deseo era contarlo." 

Como ayuda a la fotografía, me basé en los proyectos Road Trip de Robert Frank (50's), que muestra el lado oscuro del capitalismo y el "American Dream" de EEUU; y la Fotografía en Color de Stephen Shore y William Eggleston.

Pude aprovechar el tiempo en una semana y ¿sabes qué?

¡Pude experimentar un rápido road trip al estilo de estos fotógrafos! 

  Cuéntanos qué te sorprendió del viaje:

En primer lugar, la mezcla de los neones americanos con las palabras vascas: ALO NOLA-ZIRA. Me gusta el resultado de esta fusión como resulado de la mezcla cultural entre culturas tan opuestas. 

 Cafe Pyrenees, Bakersfield, California.

Cafe Pyrenees, Bakersfield, California.

Por otro lado, los lugares hallados: hostales donde la cultura vasca a sobrevivido, lugares hostiles como son los desiertos y, finalmente, los frontones. Relacionado  a este último conocí un pueblo, Jordan Valley, de unos 100 habitantes que fue fundado por vascos. 

 Fronton, Jordan Valley, Oregon.

Fronton, Jordan Valley, Oregon.

Por último, las historias de algunos "euskaldunes" que emigraron:

Un hombre de 75 años que se fue a los 20 empezó como pastor cambiándose al tiempo a jardinero, A los cuatro años volvió a Bayona (Iparralde), lugar donde nació. Se soprendió tanto de todo lo que cambió como persona que  ya no se reconocía, así que decidió volver. Ya no encajaba en aquella ciudad.

Otra vez, me contaron cómo un pastor vasco mató a un oso él solo valiéndose de un cuchillo y que estuvo tirado varios días débil hasta que otros pastores lo encontraron. 

Hubo otro que tenía tantos problemos con los demás que, una vez, un Cowboy de la época lo amarró de los pies y lo arrastró por el desierto durante varios kilómetros. 

  ¿Cómo conseguías que los locales te abrieran sus puertas para hablar o inlcuso dormir?

Solía intentar hospedarme en casa de vascos. Normalmente, la gente es muy abierta a recibir, aunque debo decir que los contactos entre los vascos locales me ayudaron mucho. 

 Town House Motel, Winnemucca, Nevada.

Town House Motel, Winnemucca, Nevada.

  ¿Algunas curiosidades que hayas sacado de este viaje?

¿Sabías que existe el Jaialdi? Es el festival vasco que se celebra en Estados Unidos. 

Con mi trabajo descubrí que hubieron programas de radio en Euskara para pastores entre los años 50 y 80 con noticias, tiempo e, incluso, música vasca. 

En Miami (Florida) la cestapunta tenía mucha fama y solían fichar jugadores de Vizcaya. 

Finalmente, conocí el "Pick on Punch": una bebida vasca en EEUU. Estuvo de moda en toda Francia en 1910 y exportándolo a america consiguieron, de alguna manera,  que se mantuviera vivo en bares de este territorio de oportunidades, como producto propio. 

  ¿Qué aprendizajes has sacado de este proyecto?

Básicamente, que si te arriesgas puedes ganar. De hecho, ganas más de lo que pierdes. 

Y que los vascos siempre hemos sabido adaptarnos a los diferentes entornos sin perder nuestra esencia y así es cómo se mantiene nuestra cultura allá adonde vayamos. 

  Muchísimas gracias Eneko por compartir estas historias y parte de nuestra historia con nosotros. Conocer estos detalles es lo que nos ayuda a desarrollarnos como personas y cultura. ¿Tienes algún proyecto fotográfico más pensado?

Mi gran sueño sería hacer un viaje mundial fotografíando entornos y detalles que los vascos han dejando durante la historia. Volver y sacar nuevos "txokos" (rincones) que los vascos nos han ido dejando.

Espero que pueda llevarlo todo a cabo.

  ¡Claro que sí Eneko! Creemos en historias y haremos lo que podamos para ayudarte a que nos muestres más hallazgos de este tipo. 

¿Alguno de vosotros se anima a unirse a Eneko e ir en busca de aquel pico que otros vasco-emigrantes han podido descubrir anteriormente?

Eneko Tuduri & asenjoalex

-Todas las fotos son de Eneko Tuduri. Más imágenes del proyecto en su portfolio digital.-
 Black Rock desert, Nevada.

Black Rock desert, Nevada.