Diogénesis lectiva

Esta semana me encontraba sin ideas. Sin temas de los que hablar. Demasiado y nada a la vez.   

Así es como, en una de estas que quedas y hablas de sinsentidos, surgió el mundo de las revistas. ¿Qué revistas leemos? ¿Desde qué año las tenemos? Y, sobretodo, ¿cuántas tenemos?

Este post va dedidaco a todos aquellos que sufrimos síndrome de Diógenes con las revistas o, como digo yo, Diogénesis lectiva. Si no lo compartes, es mejor que no sigas perdiendo parte de tu valioso tiempo. No creo que te cunda tanto como aprovechar los pocos minutos que dura este artículo en tu valioso domingo. 

A lo que iba. He sido fanático de las revistas desde que era "txiki", desde los de videojuegos a los de empresa, pasando por surf y diseño. De hecho, estos tres últimos son gran parte de la base de The Gartener. 

revistas

El rollo explorador del surf, la creatividad del diseño y la proyección a futuro de la empresa. Ellos componen los tres ejes de mi rumbo vital y cada rincón desordenado de mi casa. 

Hasta ahora todo genial. El problema llega cuando tienes que guardarlas de alguna manera que no aparenten acumuladas y que vayan con la decoración de la casa. En fin, darle al coco. 

La solución más fácil, la de toda la vida, es colocarlas sobre la mesa de la sala dejando las de deco visibles para que, cuando lleguen invitados, tengan sensación de glamour y modernidad. Pero esta es limitada y es que, a menos que continuémos por el suelo, la mesa se nos hace diminuta. ¿Qué haremos cuando nos toque esta situación, tirarlas? ¿De verdad que tirarías aquellas páginas que en unos años podrían servir de inspiración? Yo no lo creo. 

mesa

¿Por qué no montarnos un collage con todos ellos?

collage

O, tal vez, ahorrarnos las patas de mesa y montarla con ellas. 

Para los que el postureo es vida, esa torrecita de papeles de mesilla de noche o donde apoyar la lámpara retro no es mala tampoco. 

lampara

Si alguno se atreviera a vestirlas...

En fin, son varias las funciones que pueden llegar a tener y nuestra imaginación y atrevimiento son los que nos harán jugar con ellas. ¡Empecemos cuanto antes! 

Ahora quiero unos segundos más, unos segundos con los que celebrar el gran talento demostrado bajo el enorme esfuerzo que ha plasmado el equipo de Handia. Eran 13 las nominaciones a los Goya que tenían y han sido un total de 10 bustos que ahora mismo relucen sus baldas más preciadas (aquellas que rellenamos nosotros con revistas). Zorionak!

Nos bañemos en revistas o no, todos tenemos ideas e ilusiones. Hagámoslas a nuestra manera y marquemos nuestra personalidad.  

¡A crear que se puede!

asenjoalex

 

 Imagen de http://www.mfdb.eu/en/film-handia_c88453 

Imagen de http://www.mfdb.eu/en/film-handia_c88453